martes, 3 de abril de 2012

Los nombres de las tipografías... Un curioso mundo por descubrir

Siempre que uno se enfrenta a un nuevo proyecto de diseño para lo que sea, una de las primeras decisiones pasa por la fuente tipográfica que definirá el caracter del proyecto. Para ello puedes empezar dando una vuelta por los tipos de letras que ya tienes instalados en tu ordenador (en mi caso son muchísimos), y también casi siempre buscar nuevas ideas en páginas de fuentes a las que surten cientos de diseñadores con sus magníficas ideas. 

Este momento, el de bucear por las páginas buscando esa combinación perfecta que encienda la chispa de un proyecto, es uno de mis momentos favoritos. Es cierto que estás aún un poco perdido, pero lo tienes todo por descubrir, y eso es maravilloso. El que tenga en mente que este mundo de las fuentes comienza y termina en la Times New Roman y la Arial Narrow, está muy equivocado. Una de las cosas que me gusta hacer mientras busco, rebusco y requetebusco entre las tipografías, es fijarme en los nombres curiosos que ponen los diseñadores a las fuentes que crean. Porque, para el que no lo haya pensado nunca, los tipos de fuentes también hay que diseñarlos, y hay infinidad de posibilidades.

He escogido unos cuantos ejemplos de fuentes con nombres curiosos (aunque hay miles) mientras buscaba inspiración para nuestro próximo proyecto en Marengo Studio para que veáis a qué me refiero.

"I am online with you" es una fuente muy original creada por Gilberto Moya, en la que toda la tipografía está creada a partir de una línea continua. Podía haber escogido un nombre más soso, pero "I am online with you", es un título mucho más evocador. ¿No os parece?
Tenemos otra fuente, cuyo nombre es tan mono como su pinta: "Peach Sundress". Efectivamente, Teagan White ha creado una letra que es tan pastel y tan naive como un vestidito color melocotón.
La siguiente fuente se llama "Domingo y Lunes", y ha sido creada por David Kerkhoff. Debe de ser porque nuestra caligrafía es apta para cualquier día de la semana, e incluso para el finde. Vamos, que somos quienes somos. ¿O quizá sea porque en la vida del diseñador muchas veces no hay fin de semana y se curra igual un domingo que un lunes?
La siguiente sí que tiene un nombre especial: "Vidas Secas". Es verdad que las letras parecen en plena sequía, con las grietas típicas del terreno seco, como nos vamos a quedar nosotros en el verano del 2012 si no se pone a llover YA.  Ha sido creada por Ana Paula Putka. Y sí, Ana, tienes razón, nuestras vidas van a estar muy secas si no cuidamos el medio ambiente... ¡Original utilizar el concepto en un tipografía!
Esta que os enseño ahora se llama "Walk around the block". Un paseo por el barrio. Es verdad que las letras parecen bloques, dibujadas imitando las tres dimensiones, pero el nombre es de lo más "salao". La tipo es de Nicole Dalesio.

En la siguiente tipografía se me hace más fácil imaginar por qué un diseñador escogería el nombre "Sweet Lady" para denominarla. Parece, efectivamente, la caligrafía de una mujer dulce por sus trazos redondeados y amables. Si la personalidad se deja adivinar en algo por la caligrafía de cada uno como afirman los grafólogos (yo una vez hice un curso de  grafología, y desde entonces he cambiado algunas letras para tener una personalidad gráfica más cool, así que no me creo nada), Koczman Bàlint ha captado a esta Sweet Lady perfectamente.

 Y ahora... redoble de tambores... trrrrrrrr... mi favorita, la letra cuyo nombre me parece que se lleva la palma de nombres curiosos para tipografías de ayer y hoy es...
"Shit happens"!!! ¿Por qué un diseñador puede decidir llamar a su tipografía así? Esta graciosa expresión inglesa se traduciría como "son cosas que pasan",pero con la sorna que añade el tema de que haya un taco incluido en la expresión. Tendríamos que preguntárselo a su autor, Billy Argel, que, lejos de escoger un término más o menos serio para una letra caligráfica que podría estar imitando la firma de un pintor neoclásico, ha escogido un término muy gracioso y moderno.

A veces me hace gracia imaginarme a esos diseñadores que se habrán pasado horas detrás del ordenador luchando para conseguir la tipografía que tenían en mente. De repente un apagón de luz se ha llevado por medio la última hora de trabajo que les costó lo que hicieron desde la última vez que le dieron a "Guardar". Entonces el diseñador decide retomar el trabajo cuando vuelva la luz, tomárselo con filosofía para seguir hacia adelante, y se dice a sí mismo: "Shit happens!"

1 comentario:

Javier Sepulveda dijo...

Echando un vistazo al blog (muy interesante y divertido), resulta que la última tipografía de la que hablas resume perfectamente lo que me ha pasado hace unas horas! jajajaja me he reído un montón!

Enhorabuena por el blog!